Sidebar

16
Fri, Nov

El 28% de los chilenos sufre de Colón Irritable: Conoce 15 Consejos Para Combatir Este Malestar

Salud

El health coach de Kinu Coaching, Matías Novoa, entrega simples recomendaciones que te ayudarán a identificar y minizar los factores que causan la hinchazón y los síntomas de colon irritable.

El colon irritable es un mal que afecta cada vez a más chilenos, en su mayoría mujeres. En 2009 un estudio realizado por el Hospital Clínico de la U. de Chile mostró que el 25% de los chilenos presentaba los síntomas correspondientes, cifra que doblaba la prevalencia mundial de 11%. En la actualidad, el mismo estudio preliminar indica que un 28% de la población lo padece.  

La situación nos provoca incomodidad, afecta nuestra autoestima y nos quita energía. Intentamos de todo para resolverlo, por ejemplo, compramos suplementos e incorporamos ensaladas a nuestra alimentación y, aún así, nada cambia. Es por esto que, el health coach de Kinu Coaching, Matías Novoa, entrega 15 simples consejos que te permitirán prevenir y manejar estos síntomas. En principio, es causado por dos razones:

Intolerancias alimentarias no diagnósticadas. En general son intolerancias alimenticias más leves, pero que generan síntomas muy molestos. Estos alimentos van aumentando gradualmente y en el largo plazo causan estragos. Un buen ejemplo de esto son el gluten y los productos lácteos.

Desequilibrio de la microbiota. En resumidas cuentas, según The National Human Genome Human Research Institute, la Microbiota es el genoma colectivo de los microorganismos (bacterías, bacteriófagos, hongos, protozoos y virus) que viven tanto dentro, como sobre el cuerpo. La mayoría de los microbios presentes en la Microbia intestinal no nos provocan enfermedades, pero si llevamos una alimentación baja en fibra y alta en carbohidratos refinados y azúcar, lamentablemente alimentamos a los que no nos benefician y matamos de hambre a los que sí. Fundamental una dieta basada en en alimentos reales y plantas, como verduras de todo el espectro de colores, frutas, frutos secos (nueces) y semillas, y no a cereales y legumbres.

Los consejos son:

Elimina el gluten y los productos lácteos por dos semanas y monitorea si ocurren cambios. La idea es identificar qué te hace mal. Ojo que los productos que dicen ser libres de gluten y son procesados están fabricados con harinas refinadas provenientes de otros cereales que igual te causarán irritación.

Elimina el azúcar añadida por dos semanas y estudia los cambios. Tendrás que remover los productos envasados que aportan cerca del 80% del azúcar que consumimos.

Evita los carbohidratos refinados y harinas, como el pan blanco, la pasta blanca y el arroz blanco.

Evita todos los productos envasados y procesados, ya que contienen conservantes y aditivos que causan hinchazón.

Al despertar toma un vaso de agua tibia o caliente con 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana o limón. La idea es encender el matabolismo y prepar a tu sistema digestivo para la digestión.

Evita los refresco, bebidas gaseosas y bebidas alcohólicas. El champán, vino espumante y cerveza contienen gluten.

Olvídate de los productos “light” o “dietéticos” junto con los endulzantes artificiales.

Consume fruta con el estómago vacío. El hacerlo después de las comidas, puede causar gases.

Implementa un ritual diario para reducir el estrés. La respiración diafragmática ayuda mucho.

Reduce las revoluciones a la hora de las comidas. Primero respira profundamente 3 veces antes de comer y luego mastica bien la comida.

No comas chicle. Lamentablemente el exceso de aire que provoca el masticarlo puede causar hinchazón.

Reduce el café a una taza al día.

¡Ojo con las legumbres!

Tome una infusión de jengibre y manzanilla después de las comidas; ambos ayudan a aliviar las molestias estomacales y los gases.

Agrega dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana a una botella grande de agua y toma de a sorbos durante el día.