Sidebar

22
Fri, Feb

Se estrenó cortometraje hecho por niños y niñas de Panguipulli

Educacion

Talleres de cine Minchekewün llegaron a la Escuela N-66 Pampa Ñancul durante los meses de septiembre y octubre. El pasado martes pudimos ver el resultado final de Lucía y el ojo infinito.

Un hermoso día en Panguipulli y los niños y niñas se preparan en el Espacio Trafkintuwe para el estreno de lo que sería el cortometraje que les tomó más de un mes de preparación. Utilizaron equipo audiovisual, crearon guiones, actuaron, personificaron y adaptaron las locaciones, aprendieron cómo lograr stop motion y compartieron con compañeros de otros cursos de su colegio para dar vida a Lucía y el ojo infinito.

El pasado martes 4 de diciembre la muestra inició con el discurso de los miembros de ONG Brotar y Talleres de cine Minchekewün, quienes aprovecharon la instancia para agradecer a todas las personas que formaron parte de este trayecto, a quienes también facilitaron la realización del taller y las muestras de cine itinerantes que se hicieron por la comuna.

La película comenzó y el público, en su mayoría familiares y profesores, no podían más de la emoción de ver a sus pequeños en la pantalla. La emotividad de la presentación se hizo mayor cuando seguidamente del corto, vimos un video documental de todo el proceso, un making off, que mostraba paso a paso cómo los niños y niñas colaboraban en un set de grabación.

“Nos emociona profundamente ver a nuestros niños, los niños de la Escuela Pampa Ñancul, como los creadores de este hermoso trabajo. Estoy sin palabras”, expresó Violeta Mera, directora del establecimiento. “Hay muchos de ellos que no tienen idea de lo que son capaces y ahora se han demostrado que claro que lo son”, agregó.

“Disfruté tanto de esos días con las tías y tíos, trabajamos harto, a veces algunos de nosotros nos poníamos porfiados, pero ellos igual siguieron con nosotros y menos mal, porque si no, esta película nunca hubiese existido y quedó muy bacán”, nos contó María José Labbé, una de los estudiantes participantes en el taller.

Como ONG Brotar estamos muy felices con los resultados que tuvimos de Lucía y el ojo infinito, los niños y niñas de la Escuela Pampa Ñancul estaban llenos de alegría. Nosotros también aprendimos mucho de la conciencia social con la que cuentan estos chicos y chicas que lo dejaron todo aprendiendo y enseñándonos, mostrándonos parte de su cultura local y de sus vidas.

Por los derechos de los niños, niñas y jóvenes a expresar lo que piensan y sienten.